Featured Poet: Mario Bojórquez

Mario Bojórquez  (México)

Mario Bojórquez is a Mexican poet and translator. He was born in Los Mochis, Sinaloa in 1968. He is co-founder and editor of the online journal Círculo de Poesía and founder of the Valparaíso Ediciones México publishing house. He directs the Encuentro Iberoamericano de Poesía Ciudad de México. He is the author of Pájaros sueltos (1991), Contradanza de pie y de barro (1996), Diván de Mouraria (1999), Pretzels (2005), El deseo postergado (2007), Y2K (2009), El cerro de la memoria (2009), Hablar sombras (2013), Memorial de Ayotzinapa (2016). He tranlated Lengua lemosina. Antología de la nueva poesía catalana (2010). He received the National Poetry Award Enriqueta Ochoa (1994), Clemencia Isaura (1996), Aguascalientes (2007) and Premio Alhambra de Poesía Americana (2012).

 


Similcadencia

Pero cómo decirme, decirte, decirles,
que tengo, tienes, tienen, los ojos entornados,
si al final de los ojos, guardo, guardas, guardan,
la almendra de los días y los rotos veranos.

Pero cómo callarme, callarte, callarles,
estos silencios suyos, tuyos, míos,
si en mis, tus, sus, ojos, hay palomas abiertas
sobre campos de sangre, que yo, tú, ellos,
           miran,
                        miras,
                                    miro.

Translations of Similcadencia:

Similicadencia. Translated from Spanish by Verónica González


Escucha cómo late tu sangre

	
					-el mejor áureo sueño de la plata- 
						Eduardo Lizalde

Escucha cómo late tu sangre
Cómo pierde el oído su pulso acelerado
Escucha el ardor de las venas bajo la coraza de tu piel
Súbete en el caballo desbocado de tu sangre en la vena
Dale sangre a tu vena
Dale vena a esa sangre para que corra
Ahora que ya es tuya
Que vas con ella montado en su sonido
Observa que cojea, que su potro ha quedado mordido por el
Hambre
Que un destino ha baldado su galopar esbelto
Que se oxida la grupa
Corre en tu sangre los caminos vedados a la conciencia
Siente la espina injertada en el casco


Translations of Escucha cómo late tu sangre:

Listen to the sound of your blood throbbing. Translated from the Spanish by Verónica González


Lava tu cuerpo

		Para Jair, Álvaro y Alí, 
		mis tres alegres compadres 

Lava tu cuerpo a la orilla del agua
Que se lleve tu angustia corriendo hacia otros mares
Talla la costra acumulada en tus pliegues
Sin miedo a que se lleve también tu propia piel
Lava tus manos de toda su impiedad
Que nunca más señale ese dedo la infamia
Que nueva y limpia, que inocente
Puede estrechar sin duda las manos de otros hombres
Lava tu cara y tu cabeza en el agua corriente
Que se borren los gestos miserables
Pensamientos funestos
Lava tu alma corrige tu escritura


Translations of Lava tu cuerpo:

Wash your body at the river bank. Translated from the Spanish by Verónica González


Adenda

Yo soy aquél
Que en otro tiempo
Estuvo aquí
Para dejar constancia
De su paso en el mundo
Pero el frescor antiguo
La sombras de Estos árboles
Y la tenebra húmeda
Que salpica de oscuro
El templado adoquín
No saben ya mi nombre
Ni mi rostro
Como si aquel que fui
Se desdoblara y yo
No fuera yo si no otro
El que surcó estos aires
Con su proa de vidrio
El que surcó y zarpó
Para enfrentar sin ojos
-ojos desdibujados-
Una tenue memoria
Yo soy aquél
Que nuevo encuentra todo
Que sabe
Que cuanto ha dicho en libros
Y ciudades
Vano reflejo es
De lo que permanece
Más allá de los días
Y aquél también
Que no supo de si
Que se perdió en abismos
En disputas inútiles
Que pulieron su corazón
Y afilaron su lengua
¡Pero qué pobre canto
Para tanto artificio
De este fuego!
¡Qué lejos quedan
Del acento mis manos
Frías para tus muslos tibios!
Yo soy el mismo y digo
Que no puede nombrarse
Tanta esquirla en el borde
Serrín de limadura
En piel desencantada
Y digo
Alta la voz
De afilados torreones
Que no puede decirse
Ni una parte pequeña
Un murmullo inaudible
De esa fatal mecánica
Que todo lo conmueve
Y ahonda el pecho
Con opresión de losa
En blandos catafalcos
Y sigo siendo yo
Éste aquél
Desmadejado ovillo
En el fondo de tabla
Sobre el papel de cera
El que montó su catre
De jarcias inflexibles
El que tosió y aulló
En su carne y sus huesos
Él mismo hueso ya
Mondo e incorruptible.


Translations of Adenda:

Addendum. Translated from the Spanish by Verónica González


Ahora estarás tirada boca abajo

ahora estarás tirada bocabajo en la cama
leyendo una novela española 
mientras tus pantorrillas se elevan
	sobre el dibujo de las sábanas
hay algo en tu cintura que se enciende 
	con el roce del elástico y piensas 
todos pensamos en un momento del día
en aquel fuego que nos quemó’ y ansiamos 
volver ahí al borde de ese incendio
pierdes la línea y lees sin leer
y luego te cuesta trabajo regresar a la escena 
que el novelista español fraguó en horas de delirio
te obligas a volver a leer y lees con cuidado 
	lo que ya no entiendes
y te volteas bocarriba y ves las fotos 
de tu librero y te quedas colgada de aquellos
	tus sueños tan queridos

qué cerca has estado de ellos y qué lejos
qué opresiva atmosfera se ha vuelto 
	el ancho mundo
qué ganas de patear una religión un país
	un idioma 
y todo vuelva a respirarse a ritmos de pulmón
pero nada de eso te preocupa ahora
te preocupa el futuro
el detonador del mañana
la almendra más allá de la cáscara
	la pepita brillante
y llena de aceite te dices que calor
y sabes que el aire frio golpean las ventanas

qué ganas a veces de extender la mano 
y que el placer rodee tu cintura
puedo ser yo u otro nadie el que en su abrazo
envuelva tu cuerpo aligerado ya de la carga
	del mundo
y que te lleve lejos más allá’ de las costas
mar adentro 
donde sólo exista el sonido de la sangre
que corren en su rumor de bestia florecida

vuelves al cuarto de donde no has salido
para decirte que es mejor así que nada importa
que nunca habrá’ ni un cómo un dónde
para la perfecta la redonda la exacta 
felicidad te levantas en pantuflas y acudes hasta la 
regadera otro día que inicia con el amanecer y 
sonriente entras en el chorro del agua tantas veces
lo has hecho que hoy entre las muchas es de 
algún modo nuevo el suceso de agua te envuelve
mientras yo tomo café debajo del mango voy a 
salir más tarde pero ya mi corazón bobea 
sangre hasta los pies me digo y sé que tú también te 
dirás al pasar la crema por las piernas que la
vida apenas empieza para aquel que agota la
esperanza frente al espejo que sabe que ante el 
espejo sólo queda sonreír o hacer una mueca de 
agotamiento y por todo eso sonríes te sabes
buscada y perseguida entre los bosques de almendros
de mi deseo sabes que estoy preparando mi
expedición y asomas la nariz al aire nuevo de la
mañana oteas el dibujo exacto de la ciudad a tus
pies y piensas de nuevo en mi llegada ¿qué hago
yo sino seguir tu huella en el barro húmedo? la  
noche ha sido un terrible océano de tiniebla y 
desolación has cruzado la estancia muchas veces 
y has vuelto al mismo lugar donde el espejo 
insomne te regresa tu mirada doble te miras como
si el mundo hubiera desaparecido y sólo 
eres para ti amas esos momentos en los que tú y
tú misma las dos son una y el paso que habrán
de dar será una danza yo me pongo la playera 
que arrugaré manejando hasta llegar a tu ciudad 
y pongo en la maleta hasta arriba del montón la 
que usaré para verte de nuevo los inevitables
instrumentos de viaje los puntos rojos te 
confirman que tu piel debe ser tratada por mis
manos salobres debe ser macerada con fluidos de 
miel te ves sin ellos te gustas de nuevo luego
piensas que nada me detendrá que habré de
subir los escalones curvos hasta rozar tu cara con
un beso y el día se llenará de noticias atrasadas 
de nuestros corazones pero ahí que bajar a 
desayunar hay que enfrentar las horas que faltan
para el encuentro como si de fatales sentencias
hubiera sido hecho ese collar de tiempo me miras
cruzar la línea de los estados y decir que no hay
frutas en mi camioneta que todos los frutos los 
llevo dentro para que tú los saques de mi corazón
según el apetito de tus ansias


Translations of Ahora estarás tirada boca abajo:

NOW YOU MUST BE LYING. Translated from the Spanish by Guadalupe Robles

Now you must be lying face down. Translated from the Spanish by Alejandra González Jiménez


La salida a San Diego

la salida a san diego es al amanecer ortiz nos
pregunta por los vinos blancos mientras la línea se va
llenando de carros y la angustia de perder el vuelo
se respira en el aire tenso el migra observa los
pasaportes con atención descuidada y deja caer el
mío sin percatarse muchas gracias nos dice y le
exigimos la devolución de mi pasaporte cayo en la
coladera pluvial en la semioscuridad del amanecer
enciende su lámpara y yo el segundo delicado
como una visión de sueño observo de nuevo el
rostro del primer oficial de relaciones sus documentos
están incompletos no es posible otorgarle el pasaporte
las cruzadas telefónicas las gestiones las copias
las fotos los originales está seguro que no se
lo entregué me dice el tercer delicado y yo enciendo
el televisor mínima de siete grados declara la
muchacha de televisión española no usted lo tiene
ortiz abre la puerta y la vuelve a cerrar cómo dice
que nuestras maletas están documentadas hasta
lisboa elizabeth está mirando la isla y al golpe de ala
el avión nos acerca más a la orilla del hudson las
más grandes son las torres gemelas y aquel es el
empire state las islas pequeñas son ellis y la libertad
con su espada en la mano derecha dice kafka
en su novela américa en la otra vito andolini tomó
el nombre de su pueblo al emigrar en la pantalla
aparece un mapa virtual del recorrido en el que se
lee nova iorque todos los letreros en newark están
en inglés y en español y es muy fácil perderse en la
terminal ce el monoriel cruza sobre nuestras
asombradas cabezas y a Elizabeth le piden que encienda
su cámara manual yo me como un Arizona y ella
pide el mexicano la terminal ce está libre de tabaco
y hay potentes detectores de humo que te
llevarían a la corte donde dos mil quinientos por
considerarse un acto criminal en saint louis missouri
hay unas vidrieras para fumar cada sesenta metros
aquí queda el recurso de salir a la calle y respirar
el aire de Sandro cohen y ver al edgar y el que
ama y que dice el terencho new york es la ciudad
le digo a elizabeth y lisboa me pregunta é a cidade
y tijuana-sandiego según el rafa saavedra en la city
en el mostrador nos atienden en portugués la
muchacha tiene un aire mexicano poco a poco se acercan
las familias hablando el idioma que le aprendí
a don paulo goulart me aseguro de no perder el sobre
para el teniente coronel en cascais affonso es
mecánico en chicago tiene catorce años viviendo
aquí adora el tequila en el duty free compra tres
botellas que beberá en su quinta de la beiras en
figueira da foz en vila franca de xira me dice que
méxico es un país muy grande y muy hermoso y
que el gobierno es muy corrupto le digo que
corrupción hay en todas partes me dicen que el vinho
verde es bueno pero que prefiere el maduro del
alentejo me dice que la cerveza superbock se mejor
que la sangría me dice que con diez dólares se
puede comer deliciosamente me dice que todos los
vuelos a lisboa son en la noche y amaneces allá los
regresos son siempre en la mañana me dice que no
conoce a pessoa me dice que no sabe quién es
saramago me dice que ha oído de luis vaz de
camões que era un poeta soldado me dice que esa es
la sierra de sintra me dice que ese el tejo me dice
que hay que abrocharse el cinturón


Translations of La salida a San Diego:

THE EXIT TO SAN DIEGO. Translated from the Spanish by Guadalupe Robles
Departure to San Diego. Translated from the Spanish by Alejandra González Jiménez


All original poems are printed with permission of the author.